• Luz Boscani

Meditación: Rescate emocional


Les regalo esta bella meditación para aquellos momentos del día en que se encuentran muy agotados psíquica y físicamente y no tienen energía para continuar trabajando o para los instantes de conflicto que les producen un alto grado de estrés. También pueden recurrir a ella si no se sienten inspirados o simplemente porque les gusta mimarse mientras se encuentran en el receso laboral del mediodía.

La respiración controla nuestras emociones y gracias a tomar conciencia de ella podremos equilibrar nuestros centros de energía llamados chakras. De este modo, lograremos experimentar bienestar para trabajar con eficiencia.

Tan solo nos tomará cinco minutos, pero es un excelente rescate emocional, como me gusta llamarlo.

Comenzamos sentándonos en el lugar donde nos encontremos cómodos. Puede ser en nuestra propia oficina o en algún parque con árboles. Si no encuentran el momento de estar solos, también pueden hacerlo en el baño donde nadie los ve. No hay lugares ideales cuando uno necesita ayuda; cualquiera de ellos nos sirve.

Practicaremos la respiración que equilibra ambos hemisferios del cerebro, el derecho y el izquierdo. Para ello utilizaremos nuestra mano. Mientras mantenemos los ojos cerrados, colocaremos uno de los dedos de nuestra mano tapando el orificio derecho de nuestra nariz. Inhalamos por el orificio izquierdo (que es el que se encuentra abierto). Luego tapamos el orificio izquierdo y abrimos el derecho, que es por donde exhalaremos el aire que tomamos anteriormente.

Volvemos a repetir lo mismo, pero intercalando los orificios. Es decir, inhalo por uno y exhalo por el otro; luego, por el mismo que acabo de exhalar, tomo una inhalación profunda.

Haciendo diez de estas respiraciones lograremos sentirnos más tranquilos y relajados. Al finalizar nos dispondremos a realizar una meditación cortita. Procuramos mantener nuestros ojos cerrados, colocamos las palmas de las manos en nuestro regazo mirando hacia arriba y respiramos por la nariz con la boca cerrada.

Si se encuentran solos pueden inhalar para cantar OM. Para aquellos que no lo conocen, OM es el sonido universal y lo que producirá en nosotros es la alineación de los chakras que anteriormente nombramos. Se canta primero con la letra A, pronunciándola solo un segundo, luego la letra O un tiempo más prolongado y finalmente la letra M.

Las proporciones aproximadas serían:

A: 5%

O: 70%

M: 25%

Cantarán OM tres veces.

Mientras nos encontramos meditando tomamos conciencia de nuestra respiración. Del aire frío que entra en nuestro cuerpo para más tarde salir cálido. De lo importante que es el aire para el ser humano. Gracias a él nos mantenemos con vida.

Experimentamos el agradecimiento por poder respirar y purificar nuestros pulmones. Visualizamos el resto del día que queda tal cual como queremos que se dé. Imaginamos cada uno de los buenos momentos que vamos a vivir y todos ellos con una sonrisa. Nos visualizamos conversando con nuestro equipo de trabajo de forma amable y sincera, y resolviendo cada situación que acontezca de forma rápida y fácil. Permanecemos unos minutos visualizando estas imágenes.

Para finalizar ofrecemos al cielo nuestra mejor sonrisa y agradecemos por un día más en este bello mundo.

Puedo asegurarles que los cinco minutos que se toman para ustedes, para conectarse con algo más sutil y profundo, les modificarán el resto del día ofreciéndoles felicidad y armonía.

Cuando experimenten una asombrosa paz interior querrán repetirlo diariamente, y eso sería algo estupendo. De a poquito se estarán acercando a su Ser. Y desde allí todo lo vivirán con amor y alegría.

Continúa leyendo 10 Pasos infalibles para alcanzar el éxito profesional en Amazon, iTunes, Google Play o tu librería electrónica favorita.

#meditación #emociones #trabajo #rutina #bienestar #ansiedad #mente #problemas

  • Facebook
  • YouTube Social  Icon
Copyright © 2020 by Luz Boscani. All rights reserved.