• Luz y Gael

Responsable de tu Vida


Todo se encuentra en continuo movimiento. Todo está cambiando a cada instante. Somos energía; nuestros pensamientos y emociones son energía. Tú serás siempre esa verdad, amor puro e infinito. Pero hay otra parte de ti, tu falso yo, tu ego, que no desea sentirse bien, que busca continuamente la aprobación ajena, que desea compararse, que lucha para aferrarse a cualquier objeto, situación o persona y que emana sentimientos y emociones de muy baja vibración energética. Cuando actúas desde tu mente, desde un rincón poco amable, la realidad que vives no es agradable, dichosa y dulce. Desde allí no existe el sentido de pertenencia hacia toda la creación. Normalmente nos hacemos responsables de aquellas cosas, eventos o personas que sentimos que nos pertenecen, que forman parte de nuestra vida cotidiana. Por ejemplo, nos hacemos cargo de pagar los impuestos de nuestra casa, de cuidar a nuestra pareja, de atender a nuestra familia, de cumplir con nuestras funciones mientras trabajamos, de cuidar de nuestra mascota y así muchas cosas más. Todo aquello que no queramos para nuestra vida nos resultará una carga. No nos gustará responsabilizarnos de cuidar el medio ambiente si creemos que le corresponde a otro protegerlo y mantenerlo. Pero por algún motivo muy extraño no nos hacemos responsables de nuestra persona. Resulta muy curioso, porque deberíamos sentir que nos encontramos vinculados a nuestro cuerpo, a nuestro corazón y a nuestra mente. El motivo que ha provocado esto es el alejamiento de nuestra Fuente Sagrada. Al distanciarnos de la verdad que reside dentro de nosotros y vivir mareados en nuestro ego, nuestra existencia cobra muy poco valor, es casi nulo. Sin embargo, lo más importante, aquello por lo que realmente debemos tomar conciencia y responsabilidad, es por nuestra propia vida. Si esto no está funcionando nada de lo que anteriormente nombramos tendrá sentido. Es vital que le des a tu cuerpo una alimentación sana y equilibrada, que le ofrezcas una actividad física en donde pueda recargarse de energía, que limpies tu mente de toda toxicidad, que abras un diálogo interior con tu auténtico yo y que desarrolles en tu corazón las virtudes que te son innatas. Tú eres responsable de gestionar tu vida y tu cuerpo. A partir de ese punto de equilibrio podrás hacerte cargo de muchas otras cosas externas. Pero si tú no estás bien, si no te encuentras centrado en tu Ser nada de lo que hagas será beneficioso para ti ni para las personas que te rodean.


Continúa con la apasionante lectura de *Responsabilidad, Colección de Autoayuda Lo Mejor de Ti* de Luz Boscani Haz click aquí

  • Facebook
  • YouTube Social  Icon
Copyright © 2020 by Luz Boscani. All rights reserved.