• Luz y Gael

Pensamientos poderosos para una vida maravillosa: "El sufrimiento te conduce al equilibrio"


Cuando nos conectamos a nuestro corazón, cuando emprendimos el camino de la sabiduría espiritual, las respuestas, la defensa de la que hablo llegó a nuestras vidas. Comenzamos a sentirnos más fuertes y a experimentar cierto alivio. El conocimiento, junto con la apertura de los canales energéticos que teníamos bloqueados debido al estrés, hizo que nos amigáramos con la incertidumbre y que aprendiéramos a abrazar la incomodidad, la parte amarga de la vida.

El sufrimiento existe. Esta es una gran verdad. La vida no es solo alegría, la vida tiene un perfecto equilibrio gracias a que existe la luz y también la oscuridad. Al igual que una batería funciona gracias a tener un polo negativo y otro positivo. Si pudiéramos comprender que la felicidad que buscamos reside en abrazar tanto la parte amarga de la vida como la parte placentera y luminosa desataríamos el primer nudo emocional.

Hemos creado un patrón mental que nos cuenta que todo lo que nuestra mente etiqueta como “malo” debemos apartarlo de nuestra vida, cuando en verdad lo que debemos hacer es aceptarlo, abrazarlo y advertir cómo tiene un sentido maravilloso, oculto, que no podemos ver, pero un sentido al fin. Un sentido que comprenderemos cuando hayan pasado los meses, los años. Un motivo existencial que nos ofrecerá siempre el perfecto equilibrio, la perfecta alegría.

¿Cómo es posible evolucionar si no tenemos que superarnos? El conflicto, la caída, el sufrimiento, están ahí para nuestra propia evolución, para nuestra propia madurez. Cuantos más problemas superemos, más fuertes y poderosos seremos.

Reflexiona:

“En su correspondiente momento

la incomodidad se marchará.

Ahora nos está enseñando algo.

Observemos esto. Siempre es así”.


Es fundamental que asimilemos este conocimiento si lo que anhelamos es dejar de sentir angustia y miedo. Al estar conectados a nuestra Fuente de verdad, podemos recibir con calma y sosiego una mala noticia sin que esta nos haga zozobrar. Ampliamos la zona de confort, cada vez abarcamos más y en consecuencia cada vez somos más fuertes.


Continúa con la dulce y profunda lectura de Que el alma importe haciendo click AQUÍ

Ver más videos de sabiduría en YouTube

Escuchar en formato Audiolibro