• Luz Boscani

Elige lo mejor para ti


Somos cuerpo, mente y alma. Estos tres elementos necesitan de diferentes alimentos para poder vivir en perfecta armonía y bienestar.

En este primer paso nos ocuparemos de ofrecerle a nuestro cuerpo una nutrición equilibrada y adecuada. Nuestro equilibrio no será, en absoluto, igual que el que necesita otra persona. Esto es debido a que cada cuerpo es diferente y su correcto funcionamiento exigirá distintos tipos de alimentos.

La alimentación junto con el descanso y la respiración son las tres fuentes de energía indispensables para mantenernos con vida. Si una de ellas faltara simplemente moriríamos, ¿no es así? Es por ello que debe cobrar relevancia para nosotros el comer adecuadamente.

Cuanto mejor sea la calidad de los alimentos que ingerimos y la adecuada cantidad, mejor nos sentiremos y mayor energía nos aportarán. Por ejemplo, si comemos un trozo de carne más grande que lo que nuestro estómago puede resistir, tardará mucho más en hacer la digestión que si en nuestro plato hay una rica ensalada o una sopa de vegetales. Normalmente la carne tarda de veinticuatro a cuarenta y ocho horas en digerirse. Mientras lo hace libera toxinas dentro de nuestro cuerpo que son las causantes de la pérdida de vitalidad.

Nuestro organismo está conformado por millones de células, delicados órganos, venas, fluidos, músculos y arterias. Para su correcto funcionamiento debemos ocuparnos de darle el requerimiento nutricional necesario. Es decir, la cantidad justa de energía calórica, principios inmediatos (proteínas, hidratos de carbono y lípidos), agua, vitaminas y oligoelementos.

¿Por qué es tan importante una dieta equilibrada, rica en nutrientes y minerales para ser feliz? Simplemente porque en nuestro estómago es donde se desarrollan todas las defensas del sistema inmunológico. Allí es donde se gestan las más importantes enfermedades. Existen alimentos que tienen componentes cancerígenos, otros que resultan ser intolerables para la mayoría de las personas –pero que, sin embargo, se encuentran en todos los alimentos que compramos en el supermercado– y miles de productos desequilibrantes del sistema nervioso central como, por ejemplo, el alcohol. Entonces, si lo que comemos nos causa dolores, malestares e incluso enfermedades no podremos sentirnos saludables y al perder el bienestar, por lógica, experimentaremos la infelicidad.

Tenemos un solo cuerpo y debemos actuar en consecuencia. Debemos procurar cuidarlo para que nos dure todo el tiempo que perdure nuestra existencia en esta tierra. Muchas veces lo maltratamos y comemos como si fuéramos inmortales, ¿no es así? Pero si lo que deseamos es ser felices y mantenernos en perfecto estado de salud, de lo primero que debemos ocuparnos es de nuestra dieta.

Basada en mi experiencia y luego de haber recorrido varios médicos y diferentes terapias alternativas, voy a compartir contigo algunos consejos que me han ayudado a equilibrar mi salud, convencida de que te serán de mucha utilidad...

Sana tu vida con la reconfortante lectura de 10 Pasos clave para sanar tu vida en Amazon, iTunes, Google Play o en tu tienda digital favorita.

#sanar #bienestar #cuerpo #alimentación #autoayuda #equilibrio #felicidad

  • Facebook
  • YouTube Social  Icon
Copyright © 2020 by Luz Boscani. All rights reserved.